La historia detrás de las playeras

La playera es conocida con muchos nombres; hay quienes se refieren a ella como: polera, remera, franela o camiseta. Sea como sea, sin duda es una de las prendas más comunes dentro de nuestro guardarropa y también la favorita de muchos.

Sin embargo, antes de convertirse en un icono de la moda, esta prenda atravesó diferentes momentos en la historia; desde la época medieval, pasando por las dos Guerras Mundiales, el movimiento hippie y el feminista, hasta el día de hoy. Esta prenda ha tenido un sin fin de transformaciones y usos, mismos que son difíciles de creer.

Así es, la playera tiene un pasado y uno muy interesante, por lo que te invitamos a conocer algunos datos sobre la historia de la prenda de vestir más popular de todos los tiempos.

Foto: WithouseCatálgo

Los primeros usos de la playera se remontan a Europa durante la Edad Media, cuando los soldados medievales la utilizaban como una especie de prenda interior, para evitar el roce con sus armaduras. Sin embargo, los nobles, reyes y reinas adoptaron también su uso con el fin de evitar que el sudor manchara sus hermosos trajes.

Años después, durante la Primera Guerra Mundial, los soldados norteamericanos, quienes hasta ese momento utilizaban ropa interior de manga larga hecha de lana, se cautivaron por la comodidad y funcionalidad que los europeos le dieron a las playeras y decidieron adoptar su uso fabricándolas para la guerra. En un inicio eran de color blanco, pero para poder camuflarse mejor, las teñían de colores mucho más naturales como el café.

Los marinos norteamericanos también aprovecharon los beneficios que esta prenda les ofrecía, aunque realizaron adaptaciones para que se ajustara mejor a sus necesidades; las playeras eran de algodón blanco, cuello redondo, mangas cortas y las usaban debajo del uniforme, en especial durante los días más calurosos. Su uso, se extendió también a las industrias de la minería, construcción y al sector de la agricultura.

Posterior a la Primera Guerra Mundial, los veteranos comenzaron a darle un nuevo uso a aquellas prendas que alguna vez utilizaron como uniforme, gracias a su comodidad y frescura, como “ropa informal” para estar dentro de casa. Este uso era exclusivamente de este grupo, ya que la comercialización de esta prenda se dio hasta algunos años después.

Alrededor de esta época, durante los años 20´s, los estadounidenses empezaron a referirse a las playeras con el término de “T-shirt”, por su forma parecida a una letra “T”. Incluso, este término se agregó al Merriam-Webster´s Dictionary convirtiéndose en una palabra oficial del inglés americano.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la armada estadounidense diseñó otra versión de ropa interior, para mejorar la comodidad de los soldados al realizar distintos movimientos y cortó completamente las mangas de la playera, dando como resultado la famosa “tank-top” o camiseta de tirantes, la cual sigue siendo utilizada hasta el día de hoy como ropa interior o casual.

Después de su invento, la “tank-top” comenzó a utilizarse como ropa interior, convirtiendo a la playera, en su forma original de letra “T”, en parte del uniforme exterior de los soldados en colores naturales y de los marinos en diseños con patrones de líneas horizontales azules, para poder ser encontrados en caso de caer al mar.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, los veteranos decidieron usar nuevamente  sus uniformes, pero ahora no solamente para estar en casa. Su uso como ropa exterior, empezó a llamar la atención de las demás personas y el deseo por adquirirlas aumentó. De esta manera, corporativos como Sears, Hanes y Fruit of the Loom, vieron una oportunidad en la demanda y comenzaron a comercializarlas.

El mayor impacto como prenda de uso exterior, fue durante los años 50´s cuando los protagonistas de las más famosas películas, adoptaron esta prenda como parte esencial de su vestuario y personalidad. Estas estrellas de cine lucían playeras de color blanco acompañadas de chaquetas de cuero; ejemplos claros y memorables sin duda fueron Marlon Brandon en “Un tranvía llamado deseo” y James Dean en “Rebelde sin causa”. Fue tal el impacto, que la camiseta se convirtió en una prenda de moda y símbolo de rebeldía. Más tarde en 1978, sirvió de inspiración para los directores de “Vaselina”, cuyo personaje principal Danny Suko, interpretado por John Travolta, se distinguía por tener el mismo estilo que Dean y Brandon.

via GIPHY

La camiseta siempre fue fácil de usar, lavar y muy barata comparada con otras prendas, razones por las que los jóvenes comenzaron a demandarlas mucho más y por lo que comenzaron a fabricarse en diferentes colores y estampados.

Fue así que a principios de los años 60´s empresas como Disney, tuvieron la visión de negocio y comenzaron a estampar diferentes diseños en las playeras y comercializarlas como souvenirs.

Mientras se convertía en una prenda comercial, la playera también se utilizó como elemento para la autoexpresión y para comunicar apoyo a causas políticas y sociales, entre los que destacaron el feminismo y el movimiento hippie.

Foto de: HuffPost

El uso de las playeras fue en aumento durante los 70´s y los estampados en ellas se volvieron mucho más populares, incluso comenzaron a utilizarse como merchandising. Muchos de estos los conocemos y utilizamos hasta el día de hoy, como el “I ♥ NY” y la emblemática lengua de los Rolling Stones.

En los años 80´s el diseñador Adolfo Domínguez, vistió al actor estadounidense Don Johnson de la aclamada serie de televisión “Miami Vice” con trajes y playeras debajo de sus sacos, demostrando que la comodidad no estaba peleada con la elegancia y el estilo. Domínguez creó una tendencia al mezclar lo formal y lo casual, algo que sin duda también marcó esta época.

Foto de CNN

A partir de los 90´s la idea de personalizarlas se volvió mucho más relevante gracias a la invención de la impresión digital, los diferentes estilos y modelos que comenzaron a llamar la atención del público como: el cuello “V”, los tirantes, polos y la variedad de colores disponibles.

Así como en el pasado Sears, Hanes y Fruit of the Loom aprovecharon la demanda para comercializarlas, con el inicio y auge del Internet a partir del año 2000, esas compañías y muchas otras tuvieron la visión de venderlas también en línea.

Desde entonces se han creado distintas plataformas que te permiten diseñar y personalizar tus playeras como www.printome.mx

Gracias a su comodidad y versatilidad, la prenda que años atrás se usó únicamente como ropa interior, continúa formando parte fundamental de momentos importantes en la historia y aunque el tiempo haya transcurrido, sigue siendo un medio de expresión, un icono de la moda y nuestro “souvenir” favorito.

Si deseas diseñar y personalizar tu propia playera con un solo click, lo único que debes hacer es ingresar a www.printome.mx

 

 

 

Referencias:

http://www.elpinceldeju.com/camiseta-historia/
http://playerasoutflow.blogspot.mx/2010/01/breve-historia-de-las-playeras.html
http://www.teefetch.com/history-of-the-t-shirt/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *