¿Cómo se cultiva y produce el algodón orgánico?

El algodón es la fibra natural más cultivada e industrializada en el mundo, de hecho se dice que se ha aprovechado y utilizado sus beneficios desde el año 3,000 A.C.

Actualmente la producción de algodón se ha extendido por todo el mundo, explotando las características que lo hacen único; como sus fibras blandas y aislantes de la temperatura, la confección de tejidos que lo  hace resistente a la rotura por tracción y la posibilidad de teñirlo y blanquearlo sin ningún problema, por mencionar algunas.

Al ser un material con una alta demanda, se ha generado una producción en escalas masivas para así cubrir con la demanda mundial. Sin embargo esto ha traído consigo que miles de hectáreas hayan sido deforestadas para ser convertidas en campos de cultivo, el suelo ha quedado estéril debido al uso de semillas transgénicas, fertilizantes químicos y sistemas de riego intensivos; incluso se ha puesto en riesgo la salud de aquellas personas que cosechan dicha fibra.

Erróneamente se cree que todo algodón por ser una fibra natural, es un producto orgánico y para evitar que su producción continúe siendo nociva para el medio ambiente; durante los últimos años se ha promovido el cultivo, tratamiento y el uso del algodón orgánico, mismo que garantiza la sustentabilidad del suelo sin riesgo de dañar al medio ambiente.

Para que un algodón sea considerado orgánico, es necesario que todas las etapas de su cultivo y producción sean amigables con el medio ambiente.

Cultivo

No se permite el uso de semillas transgénicas o manipuladas artificialmente, únicamente semillas vírgenes que no dañan el suelo de cultivo. Estas solamente pueden ser tratadas con fertilizantes orgánicos, no se emplean pesticidas, insecticidas, ni otros elementos químicos que aceleren el proceso de cultivo.

Para que se pueda realizar la siembra, es necesario que sus campos hayan pasado por un periodo de tres años en el que ningún fertilizante químico haya sido utilizado para garantizar que la producción esté 100% libre de químicos dañinos.

Producción

Para su tratamiento se utilizan únicamente peróxidos suaves, con la intención de remover cualquier tipo de impureza, semillas y resinas que pudieran estar en las fibras, para posteriormente pasar al proceso de tintura, en el que se emplean tintas ecológicas y se busca ahorrar y reutilizar toda el agua posible.

Ahora que sabes todo esto, te compartimos los beneficios de comprar prendas hechas 100% de algodón orgánico:

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *