La fuerza de México

El pasado 19 de septiembre de 2017, se convirtió nuevamente en una fecha de luto para todos los mexicanos, que mientras recordábamos a las personas fallecidas hace 32 años debido al terremoto con magnitud de 8.1 grados; repetíamos como ironía del destino la misma historia: México volvía a temblar.

 En 1985 se vivió un contexto completamente distinto al de este año. Por un lado, la información tardaba más en llegar a los demás estados y muy difícilmente se daba a conocer a otros países. Durante el desastre, las personas no podían comunicarse con sus familiares, las líneas telefónicas se encontraban sin señal o dañadas y la única persona que cubría los siniestros, era el periodista Jacobo Zabludobsky quien con un teléfono inalámbrico instalado en su vehículo, cubría durante todo el día las calles por donde pasaba, narrando lo que veía a su alrededor.

Fuente: Sipse

Ahora en 2017, el escenario fue diferente, gracias a la tecnología y las redes sociales, las personas respondieron inmediatamente al llamado de ayuda. Como algo sin precedentes, durante semanas las redes sirvieron como medios de información que se actualizaban al momento, además de difundirse por todos lados, sobrepasando incluso las fronteras y llegando a otros países. Debido a esto, se dieron a conocer videos de las zonas dañadas, imágenes donde se indicaban centros de acopio, posts donde se compartía alguna necesidad o se pedía la ayuda para encontrar a alguien desaparecido; incluso el WhatsApp fue de gran utilidad para las personas que se encontraban debajo de los escombros, sirviendo para mandar mensajes de auxilio a familiares o amigos.

Es verdad que México volvió a temblar, pero afortunadamente no lo hizo solo; como hace 32 años, los mexicanos nos unimos de nuevo y esta vez con más fuerza, demostrándole al mundo y a nosotros mismos, de qué estamos hechos.

A los pocos minutos de haber ocurrido el terremoto, las calles se llenaron de mexicanos dispuestos a darlo todo con tal de ayudar a su país. Jóvenes que levantaban con sus propias manos escombros y piedras, militares que pasaron días y noches sin dormir con tal de rescatar a los sobrevivientes, restaurantes y hoteles que abrieron sus puertas para refugiar a los damnificados, personas recolectando víveres, vendedores ambulantes que intercambiaban su mercancía por despensa, profesionistas ofreciendo sus servicios gratis, desde médicos, psicólogos, hasta ingenieros que inspeccionaban los edificios dañados para asegurar que las personas estuvieran a salvo. Celebridades como Diego Luna, Gael García, Belinda, Regina Blandón y muchos más, quienes también se unieron y con su carisma e influencia, motivaron y siguen motivando a todos sus seguidores a apoyar la causa; incluso artistas como Elenamics, DanyaelArt y  Pacasso se sumaron con gusto a nosotros, compartiendo con el mundo su talento y prestando sus diseños para recaudar fondos y ayudar a la Cruz Roja, institución que como muchas otras, también aportó su “granito de arena”.

Fuente: Boston Globe

La noticia recorrió el país, llegando a los demás estados, en los que los ciudadanos se juntaron para recolectar y enviar despensa, artículos de higiene y de curación o donar directamente a las instituciones, para apoyar a las personas que lo necesitaban.

La ayuda también llegó de otros países, Israel, Ecuador, Chile, entre otros, respondieron al llamado y le correspondieron a nuestro país, las veces en las que éste los ha apoyado en desastres naturales y catástrofes. Durante esos días, ellos también fueron México.

En ese momento de dolor, nos volvimos uno con las personas que sufrían la pérdida de algún ser querido, de un padre, un hijo o de aquellos que tenían un hogar minutos antes y que ahora se encontraba destruido. Todos se han puesto la playera de México y han decidido darlo todo por este bello país.

Como nunca antes, le hemos demostrado al mundo que los mexicanos nos nos rendimos; que aún si la vida nos golpea, en los momentos más difíciles, levantamos la cabeza y continuamos. La solidaridad que nos caracteriza ha salido a relucir, así como nuestras ganas de luchar y continuar demostrando que juntos, somos más fuertes.

México todavía tiene que levantarse y necesita ayuda; las personas que se quedaron sin hogar necesitan reconstruirlo y las personas que sufrieron heridas, tanto físicas como emocionales, tienen que recuperarse. Por lo que, la lucha continúa y continuará hasta que cada mexicano vea lo acontecido en el sismo, únicamente como un recuerdo de un pasado lejano.

A todos aquellos que se unieron a Printome para darle fuerza a México, les queremos dar las gracias por confiar en nosotros y apoyar a esta causa. Los invitamos a continuar ayudando y así terminar de levantar a nuestro país, utilizando nuestra plataforma.

Ahora y cada día de nuestra vida, sigamos demostrando que lo que se canta en el himno nacional es verdad; nuestra patria, un soldado en cada hijo, en cada joven, en cada mexicano, le dio.

Fuente: Twitter

Un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *